¿Cómo construir revestimientos con láminas de yeso?

Como muchos sabemos, una de las mejores formas de economizar costos es hacer una remodelación o un proyecto de construcción por nosotros mismos. Esto no sólo nos ayuda a disminuir los costos en un proceso de remodelación, sino que además nos permite imprimir nuestro sello personal en el diseño y en todo el proceso. Uno de los materiales de construccion más adecuados para este propósito son las placas de yeso.

Las placas o láminas de yeso, y los revestimientos con este material, es un tipo de proyecto de remodelación que podemos realizar por nosotros mismos. Estos revestimientos se colocan alrededor de las paredes y el cielorraso de un cuarto y nos permiten una apariencia más estilizada. ¿Cómo construir los revestimientos?

Realizando la tarea

Para la construcción de los revestimientos con placas o láminas de yeso, es necesario que primero iniciemos haciéndonos una idea del proyecto, podemos incluso dibujar el espacio que esperamos remodelar, a fin de saber con claridad lo que deseamos. Posterior a esto, debemos medir los espacios y conseguir las láminas de yeso que necesitamos para los revestimientos.

Luego de haber elaborado esa tarea inicial, el primer paso en la construcción de los revestimientos es fijar marcos de chapa galvanizada en las paredes. Sobre estos marcos se fijarán las láminas de yeso. Se deben cortar los marcos de acuerdo a la altura de la pared o el cielorraso que será revestido y deben ser ubicados entre sí con espacios de 40 centímetros.

Para la fijación de los marcos se pueden usar chasos plásticos junto con los tornillos respectivos. Una vez que los marcos están fijos se pueden ubicar las láminas de yeso. Se deben fijar a los marcos con tornillos localizados a una distancia de 30cm cada uno y en los bordes con 10cm de distancia. No olvidemos dejar un espacio de unos 2cm desde la lámina al piso. Este espacio puede ser cubierto mediante la decoración con un zócalo, el cual nos permitirá obtener un acabado más estilizado.

Las láminas de yeso están ubicadas

Si las láminas ya han sido ubicadas, tenemos la obra casi terminada. Podemos llamar a esta etapa obra negra, para referirnos a un punto en donde lo siguiente es el acabado. Como habremos descubierto en este rápido curso para realizar revestimientos con láminas de yeso, este material es liviano, resistente y fácil de manipular, lo que lo convierte en una ayuda ideal para quien quiere remodelar con pocos recursos.
Ahora vamos a mancillar las juntas, al igual que las zonas donde están los tornillos. Una vez que el mancillado se ha secado, podemos pasarle suavemente una lija para eliminar cualquier aspereza y proseguir a pintar o empapelar las láminas de yeso. De igual manera podemos añadir otro tipo de acabado si lo deseamos.

No hay comentarios:

Publicar un comentario en la entrada

top